CLÍNICOS > ESTABILIZAR EL COÁGULO

La sinergia de la macromorfología convergente y de la micromorfología UTM del cuello Prama permite encarar con éxito, y a menudo sin recurrir a materiales adicionales, rehabilitaciones incluso muy complejas.

 

El siguiente caso documenta una rehabilitación post-extracción con carga inmediata en el que tanto a través de controles radiográficos como de observaciones clínicas es evidente la gran compensación ósea obtenida alrededor del cuello de los implantes Prama sin el empleo de materiales de relleno. La morfología intramucosa convergente permite, donde es necesario, eliminar de los tejidos ese gap implante/abutment y crear un espacio para el coágulo sin bacteria alguna. Por otra parte, las micro-rayas del cuello han permitido su estabilización y una organización excelente de las fibras que ha acelerado el proceso de cicatrización.

 

Todos estos aspectos contribuyen a la regeneración natural de hueso circunferencial a pesar del déficit inicial importante.

Informe de un caso

Dr. Ignazio Loi

La paciente, de 84 años, acude con una fractura del elemento 23 que soportaba un puente hasta los elementos 26 y 27. Tras el control radiológico es evidente un área con zona radiopaca en los tejidos blandos alrededor del poste del muñón: después de la entrevista con la paciente se comprende que se trata de la dispersión del cemento, que se ha integrado bajo forma de partículas que lo hacen invisible en la observación clínica y difícil de eliminar. La fractura podría haberse producido en los 6 meses anteriores durante los cuales la paciente ha padecido fenómenos inflamatorios que se han tratado con antibióticos genéricos hasta la aparición de un absceso de gran relevancia que la ha llevado a acudir a la consulta. Durante el periodo antedicho el puente no era móvil porque se encontraba estabilizado en los elementos 26 y 27.

Bajo solicitud de la paciente, el puente ha sido cortado entre 25 y 26 para salvar una parte de la prótesis e insertar 3 implantes Prama con diámetro de 3.80 cuyo diseño del cuello permite tener un rango de posicionamiento vertical que compensa defectos o excesos óseos con todos los problemas que derivan. El defecto causado por el absceso en correspondencia del canino tenía un diámetro de casi 1 cm.

01 LOI.jpg
02 LOI.jpg
03 LOI.jpg

Caso inicial radiográfico: alrededor de la fractura del elemento 23 se nota una zona radiopaca debida a la dispersión del cemento en los tejidos blandos.

Sitio quirúrgico después de la extracción del elemento fracturado y la preparación con fresa inicial de los sitios implantarios en posición 24 y 25. Es evidente el déficit circunferencial dejado por el absceso.

04 LOI.jpg

Radiografía con los pin en los sitios quirúrgicos: nótese la gran discrepancia vertical y horizontal, sobre todo de manera distal en la posición 23.

05 LOI.jpg
06 LOI.jpg

Implantes insertados sin tornillo de cicatrización: la sangre cubre todo el cuello del Prama pero la posición de la plataforma de conexión resulta favorable desde el punto de vista del mantenimiento biológico del coágulo, de la gestión de los tejidos blandos y de las maniobras protésicas futuras.

07 LOI.jpg
08 LOI.jpg

Tornillos de cicatrización in situ.

Suturas alrededor de los pilares de cicatrización.

09 LOI.jpg
10 LOI.jpg

Cicatrización al cabo de 4 semanas: nótese el estado de maduración de los tejidos blandos y el espesor recuperado alrededor de los tres implantes.

Radiografía a las 4 semanas de la cicatrización: el déficit alrededor del implante en la posición 23 se está llenando, aunque aún es evidente el proceso alveolar.

11 LOI.jpg
12 LOI.jpg

Radiografía con prótesis a los 6 meses:

el déficit resulta totalmente lleno, así como los picos óseos circunferenciales del implante.

Visión oclusal de la prótesis definitiva in situ